Septiembre en el Tea

Iniciamos el mes con una actividad mixta el la cabecera del Tea. Aprovechando el buen tiempo y con la boca dulce del fin de semana anterior (ver aquí), el pasado Domingo, día 4, regresamos a la fervenza de Parrelos.

Bea y Estefanía coordinan la actividad en dos equipos. El primero recorrerá el curso del río desde puente Abuíña hasta la fervenza, y el segundo realizará una instalación de descenso seco hasta la primera marmita de la cascada, continuando la cabecera que había iniciado Bea el fin de semana anterior.

La roca es ideal para fijar todo tipo de anclajes, aunque su dureza y abundante presencia de cuarzo representan una dura prueba, de cara a evaluar la respuesta del taladro.

Las marmitas, profundas y oscuras, sobrecogen el ánimo. Sin embargo, conforme desciendes, vas descubriendo estampas inéditas, imposibles de apreciar desde la perspectiva del mirador o desde las pozas de baño, río abajo, y recuperas las buenas sensaciones.

Bea y Moncho descubren una instalación previa para descender a la primera marmita, en la margen derecha de la cascada, y aprovechan para tantear los saltos.

En torno a las marmitas, la roca, pulida por el agua, ofrece una adherencia aceptable cuando está seca. Mojada se convierte en una verdadera pista de patinaje, de modo que ¡atención!.

Cinco horas de actividad suave pero gratificante y, muy, pero que muy instructiva. El curso del río desde el puente hasta la fervenza esta relativamente limpio, poco profundo, y solo presenta algunos pequeños resaltes evitables. Por sus características puede ser adecuado para iniciar a los niños. Las inmediaciones del mirador son cómodas e ideales para terminar la actividad. El regreso desde el mirador hasta el punto de partida en el puente, son unos quinientos metros de cómodo paseo siguiendo el trazado del antiguo canal.

Si lo preferimos, podemos evitar la fervenza a través del sendero que, por la margen izquierda, nos lleva a las pozas de baño inferores. Una vez allí podemos elegir: baño, merienda o siesta… por que tambien hay buena sombra.

Aunque estamos en la parte alta del río, el Tea posee una cuenca de captacion mixta de gran amplitud, que recoge agua de diversas zonas. Habrá que verlo en carga. El espectáculo del agua debe ser impactante, por que… las marmitas de la fervenza no se habrán hecho solas. :-O

Pero eso será cuando vengan las lluvias. Hasta ese momento, en tanto regresamos a casa, podemos recrearnos en los atardeceres con los que el verano, largo y cálido, nos obsequia al final de cada actividad.

(…)

Podría dejar un comentario si estuviera logeado

Linkbacks

Use the following URL for manually sending trackbacks: http://gescam.org/lib/plugins/linkback/exe/trackback.php/blog:2016:0908_septiembre_en_el_tea
Última modificación: 2016/09/09 17:57