Furna de las Palomas

Participantes

  • Bea
  • Emilio
  • Javi

Actividad

El Miercoles por la tarde Emilio, experto biólogo y naturalista, nos telefonea para llevar a cabo una actividad propuesta unos meses atrás durante el magosto en Riomaior.

De modo que al día siguiente, Jueves Santo, bocata en ruta para llegar puntuales al café a Portonovo y darle uso a los fierros durante la tarde. :-D

De camino pasamos por Noalla para examinar una galería artificial que existe bajo el pueblo, La galería es relativamente extensa y tiene varias ramificaciones laterales, con refuerzos de mamposteria en algunos tramos y grandes losas de roca a modo de dintel.

En las inmediaciones de la boca de entrada encontramos una colonia de tritones y varios murciélagos en el interior. A lo largo de la galeria y las diversas ramificaciones laterales, numerosas hornacinas talladas en la pared para colocar las lámparas, del mismo tipo que las de la Cova da Moura en Barbantes.

Y ya sin pausa acompañamos a Emilio hacia los acantilados, donde nos conduce a la furna que debemos examinar.

Moverse por los acantilados, además de las precauciones propias de los recorridos aéreos expuestos, requiere estar al tanto de la evolución de la marea y tener un ojo puesto siempre en las olas.

La furna apenas tiene profundidad, pero no resulta accesible con seguridad sin la ayuda del equipo de progresión vertical.

De modo que mientras los chicos acabamos de portear el material lejos del alcance de las olas, Bea procede a instalar los anclajes necesarios para bajar.

Coffe-Break

Una colonia de palomas ocupa el interior de la furna. Siguiendo las indicaciones de Emilio, que nos aguarda fuera, examinamos en interior para averiguar si se trata de una zona de cria para esta aves.

Una vez en el interior nos encontramos varias cosas, lo primero gran cantidad de plumas en el suelo y restos de sangre, señales claras de las andanzas de algún depredador. Tambien hay gran cantidad de cáscaras de huevo por aquí y por allá. Las paredes son muy verticales y lisas y, al igual que el suelo, humédas y resbaladizas, sin que apreciemos resaltes o escalones propicios para la instalación de nidos.

Pero un poco mas adelante, justo a nivel del suelo ¡Voila!… un nido con dos pichones, de apenas unos dias de vida -aun conservan el diamante- y un poco mas adelante otro nido mas, tambien en el suelo, con un único huevo. Los nidos son un poco toscos y están elaborados con paja y algas. Tomamos rapidamente unas cuantas fotos, retiramos algo de basura y salimos para dejar que las palomas vuelvan entrar.

Ya en el exterior, entretanto ordenamos y recojemos sin prisa el material para recrearnos en el estupendo atardecer, Emilio aprovecha para investigar un poco por las inmediaciones y descubre dos especies aparentemente no catalogadas, un raro ejemplar de escarabajo acuático y una curiosa variedad de mosca diminuta. Está muy contento con el resultado de la actividad de la tarde y con estos hallazgos.

Y nosotros compartimos su contento. Una tarde de furning muy amena, instructiva y productiva. Y mas aún cuando la actividad se realiza entre amigos. :-)

Volveremos por que… ¡ya nos han entrado ganas de hacer un poco de Frist en el obelisco de Dylan…! m(

Última modificación: 2017/04/15 18:07