Cueva de Arcoia

Octubre 2016

Participantes

Actividad

Se auguraban lluvias, parecía que iba a ser un fin de semana pasado por agua, y mucho no se engañó… El sábado se despertó oscuro, triste, menos mal que las ganas de entrar en una sima nos dan ánimos y fuerzas. Paramos a calentarnos un poco en A Seara. De camino pudimos ver por la zona un gran agujero que se formó en una ladera, del que Iker tildaba de inquietante, los restos de un castillo, que realmente queda muy poco de él.

Llegamos a nuestro destino y nos preparamos para ir a Sima da Tara, este día estábamos para la exploración Estefanía, Alberto y yo, y como colaboración Suso del Club Peña Trevinca Montañeiros de Galicia.

La jornada fue interesante. Justo al bajar el primer pocete encontramos una pequeña culebrilla a la que apodé “Snakie”.

Exploramos la cueva, metiéndonos por gateras que se acolmataban, teniendo que dar vuelta, vimos algunos huesos, incluida una calavera de una cabritilla, y unos dientes a los que me aventuro a decir que son de caballo (no me hagáis mucho caso por qué no soy ninguna experta en el tema).

Había espacios bastante amplios y lo que nos llamó la atención es que práticamente es una pedrera dentro de una cueva.

Al acabar esta primera jornada, nos fuimos al refugio de Liñares, donde nos encontraríamos con el resto de la expedición, Javi y Moncho. No sin antes echarnos unos cuentos con Sofía, con la que siempre es un placer charlar.

Al día siguiente tocaba Cueva de Arcoia, y formamos dos grupos para ir. El grupo 1 íbamos por Céramo, por el camino habitual, y el grupo 2 probando un camino que se nos auguraba más corto y directo.

Este día ya no tuvimos tanta suerte con el tiempo, hubo que sacar los chubasqueros y ponernos a andar. Nos sobresaltamos en un par de ocasiones al encontrarnos, de frente, con alambres de espinos a la altura del pecho, por el camino de subida a la Cueva. No me comí el primero de milagro, ya que tengo la costumbre de ir mirando los pies al andar y no mirar de frente…

Nos ganó el grupo 2 llegando de primeros a la boca de la cueva. Asique, lo que pensábamos era cierto, había camino más directo sin dar tanta vuelta.

Tuvimos poco tiempo para explorar la cueva, ya que por la mañana nos enredamos trazando tracks y trasteando con los ordenadores. Llegamos a un arenero en el que estaba sin pisar la arena, me metí por esa gatera para ver si seguía la cueva pero llegaba a un punto en el que necesitaríamos quitar mucha arena para seguir, pero me da la nariz que sigue por ahí la cueva… Cuando nos disponíamos a intentar acceder a un piso superior llegó la hora de salir de la cueva, asique nos queda para la próxima visita.

Al salir, ya era de noche y se nos venía una tormenta encima, había que apurar pero con seguridad, ya que la pendiente era pronunciada. Salimos por el camino que habían abierto el grupo 2 ya que nos llevaba más directos a los coches.

En resumen, fue un finde completo, en el que confraternizamos con nuestros amigos de Peña Trevinca, con su apoyo y colaboración en la exploración, aprendimos unos de otros, como siempre y personalmente me sirvió para superar una pequeña espinita que tenía trabada.

Gracias compañeros, gracias equipo!!

yazzy 2016/12/02 14:17



En tanto vamos añadiendo detalles a esta entrada, puedes ver el estupendo vídeo de M. Pérez Feijoo en Youtube sobre Arcoia:

Última modificación: 2016/12/09 21:13